miércoles, 24 de mayo de 2017

La italiana Enel confirma que cerrará la central térmica de Andorra el 30 de junio de 2020


Triste noticia para la localidad andorrana que me vio nacer. La despoblación de Teruel se acentuará más si cabe. No hay futuro para la llamada "Laponia" española...No me magino a mi pueblo sin mineros, sin carbón, sin humos...

Enel, principal accionista de Endesa, confirmó el jueves el cierre de la térmica de Andorra el 30 de junio de 2020 durante la junta general de accionistas celebrada en Roma, según afirmó el Instituto Internacional de Derecho y Medio Ambiente (IIDMA), que participó en dicha reunión, informó Europa Press. Fuentes de Endesa no negaron tal decisión e indicaron que "sin un marco regulativo adecuado para el carbón nacional, la vida de esta central tenía un límite, estaba abocada al cierre".

La medida, que afecta también a la central que Endesa tiene en Compostilla (León), supone ratificar los peores pronósticos para la cuenca minera turolense. La térmica andorrana lleva produciendo electricidad mediante la quema de carbón de la zona más de 40 años. Aunque el sector minero-eléctrico en la provincia de Teruel ha ido a menos en los últimos años, en la central trabajan todavía 400 personas y alrededor de 200 mineros extraen lignito en minas de Ariño, Estercuel y Foz Calanda con destino a la térmica. A estos empleos directos hay que sumar, al menos, otros tantos indirectos en los sectores del transporte y el mantenimiento de maquinaria.

miércoles, 10 de mayo de 2017

«Le Monde» dedica a la «Laponia española» un reportaje a toda página




La Estrella (Teruel)
El rotativo francés define la región entre Aragón, las dos Castillas y la Comunidad Valenciana como «un desierto demográfico que registra la mayor tasa de envejecimiento de la UE»

El abandono de la Serranía Celtibérica, esa tierra olvidada y semidesértica entre Aragón, las dos Castillas y la Comunidad Valencia que se conoce ya como la «Laponia española», ha llamado la atención fuera de las fronteras españolas. «Le Monde», uno de los periódicos de mayor difusión e influencia de Francia, publicaba este martes un reportaje a toda páginadedicado a esta extensa región de 65.000 kilómetros cuadrados que cuenta con «una de las densidades de población más escasas de toda la UE» y se presenta como «un desierto demográfico que registra la mayor tasa de envejecimiento de la UE».

El reportaje está firmado en Corbalán (Teruel), que la periodista desplazada describe como «una minúscula aldea de 110 habitantes en el último confín de Aragón». Su alcalde, Rogelio Dolz, reconoce que, cuando sale a la calle, no ve «nunca a nadie».

En La Estrella quedan 2 habitantes.

Hay lugares que «permanecen en los mapas, pero salen de la memoria», evoca el texto. «A fuerza de estar olvidados –continúa-, es como si nunca hubieran existido». La escuela local cerró en 1986, apunta. Eso sí, destaca la belleza de un paisaje «que corta la respiración», con «colinas y mesetas salpicadas de robles donde uno da vueltas durante horas sin cruzarse con un coche». La aridez del suelo, el clima ingrato, el éxodo rural y la lejanía de los grandes ejes de comunicación son los factores que «han condenado a la región sin futuro», explica Le Monde.

El título del reportaje «La “Laponia española” quiere salir del abandono» está basado en el término acuñado recogido en un libro de Paco Cerdá, titulado precisamente «Los últimos. Voces de la Laponia española», y empleado por Francisco Burillo, catedrático de Prehistoria del campus en Teruel de la Universidad de Zaragoza, citado por «Le Monde». La comparación con la región escandinava se debe a las características similares de despoblamiento y desolación.

Se hace referencia también a las promesas del Gobierno para mejorar las comunicaciones ferroviarias, aunque Burillo se queja de aún se sigue esperando.

Casi 20 años reclamando atención

La decadencia de estos parajes capturó la atención de toda España cuando, a punto de acabar el siglo pasado, se creó la plataforma «Teruel existe», a la que siguió un movimiento similar para rescatar también del olvido a la vecina provincia de Soria, con problemas de despoblamiento y aislamiento similares, bautizado como «Soria Ya».

La página de «Le Monde» se completa con una información dedicada al «renacimiento» de Sarrión, también en la provincia de Teruel, a la que se refiere como la «capital ibérica de la trufa negra».


Fuente: ABC de Madrid

miércoles, 26 de abril de 2017

LA GENERALITAT DE CATALUNYA AFIRMA QUE "LOS SOBERANOS CATALANES OBTUVIERON ARAGÓN POR VÍA MATRIMONIAL"



La web oficial de la Generalitat de Catalunya (www.gencat.cat), en su apartado de Historia, relata cómo “en 1137, el rey Ramiro II de Aragón cedió la soberanía del reino y la mano de su hija Petronila al conde de Barcelona, Ramon Berenguer IV”. La misma web señala que “La Cataluña Vieja vivió, durante los siglos XII y XIII, una etapa de expansión política y territorial. En el norte, los soberanos catalanes ganaron la Provenza. En el oeste, por vía matrimonial, obtuvieron el reino de Aragón. Y en el sur, conquistaron a los musulmanes el resto del actual Principado, hasta llegar al Ebro, es decir, la Cataluña Nueva. Años más tarde, tomaron a los sarracenos Mallorca y Valencia”. Incluso descubrimos que existió un monarca llamado “Jaime I de Cataluña y Aragón”. Además, descubrimos cómo “Ribagorza era un condado autónomo que formaba parte de la Cataluña la Vieja”.

Pero el peculiar relato histórico que realiza la Generalitat de Catalunya no se detiene ahí, pues en la misma web y en su apartado de Lengua explica cómo “la lengua catalana, a lo largo de la historia, ha sido utilizada fuera de los Países Catalanes. De hecho, ha gozado de cierta difusión y fue la lengua usual a lo largo del Mediterráneo durante la Edad Media y hasta el Renacimiento”. No solo eso, sino que “en los territorios itálicos, sobre todo en las ciudades, que pertenecieron a la Confederación Catalanoaragonesa, los comerciantes y la gente de cultura conocían y utilizaban el catalán. La catalanización fue especialmente intensa en la isla de Cerdeña (…) La catalanización abarcó toda la isla, como testimonian la documentación antigua, la toponimia, la antroponimia y la influencia en la lengua sarda”.

Además, en el siglo XIV, se produjo “la expansión de la casa de Barcelona por el Mediterráneo” y “la Iglesia no tan solo no reconoció los derechos de Pedro II sobre Sicilia, sino que declaró que el rey catalán era un rebelde y exoneró a sus súbditos de la desobediencia debida”. Y qué decir de “los nobles aragoneses, resentidos por no haberles hechos partícipes de la expedición siciliana”.

Curioso es también conocer que “en el siglo XV, cuando Atenas y Morea eran posesiones catalanas, el prestigio de la lengua hizo que se extendiera también por el mar Egeo”. Y que “a finales del siglo XV, un número considerable de impresores alemanes y franceses aprendió la lengua catalana para establecerse en ciudades de los Países Catalanes, donde introdujeron la imprenta”. Incluso trata de convencer al lector de que “son conocidas las sospechas razonables sobre la catalanidad de Cristóbal Colón, que contó con un notable entorno catalán en las expediciones americanas”.

En cuanto a sus personajes de ciencia ilustres, cabe destacar a Santiago Ramón y Cajal, del que en una extensa biografía solo aparece el dato de que nació en Petilla de Aragón como único elemento no vinculado con Cataluña.

La lengua delimita el dominio de la cocina catalana

Finalmente, es sorprendente descubrir que “la lengua delimita el dominio de la cocina catalana” y que “es un hecho asumido que hay una cocina catalana nacional que comprende los Países Catalanes”. Y es que “la lengua (catalana) es lo que delimita básicamente el espacio geográfico, histórico y cultural de esta cocina. La catalana ha hablado y habla catalán. Y esta, sin duda, es la primera singularidad”. De hecho, “detrás de la cocina catalana actual está la historia de un país, un territorio, una voluntad de existir”. Entre los alimentos de esta “cocina catalana nacional” encontramos “la pasta, pastelería casera, harina, cocas, judías, garbanzos, lentejas, arroz, patatas, espinacas, coliflores, zanahorias, alcachofas, tomates, cebollas, ajos, pollo, patos, ocas, cabrito, conejos, aceites de oliva y técnicas como la cocción a la brasa, guisados, estofados o fritos”. Es decir, vemos cómo “la cocina catalana nacional que comprende los Países Catalanes” es totalmente genuina y diferente de las demás.

Desde la Plataforma Aragonesa No Hablamos Catalán queremos manifestar que, fuera de las sonrisas y de la vergüenza ajena que podamos sentir ante tales barbaridades históricas, los partidos políticos aragoneses y el Gobierno de Aragón se lo deben tomar muy en serio pues es a diario que desde el nacionalismo catalán y desde el Gobierno de la Generalitat de Catalunya se apropien de la historia de Aragón, la manipulen y siempre en contra de los intereses de la verdad y de nuestra tierra. La machacona idea de que gran parte de Aragón forma parte de los Países Catalanes debe ser combatida intelectualmente pero también políticamente, pues la dejadez solo lleva a que una mentira pueda llegar a ser creída por muchas personas y no solo en Cataluña, sino ya también en el propio Aragón.

ENLACES A LOS CONTENIDOS DE LA WEB DE LA GENERALITAT DE CATALUNYA DENUNCIADOS:





Fuente: José Luis Vergara

domingo, 16 de abril de 2017

LA IDENTIDAD DEL BAJO ARAGÓN: BOMBOS Y TAMBORES





SEMANA SANTA

En Aragón, durante los días de Semana Santa florece la regiosidad como una necesidad ocultada por el frio invierno y por todos los lugares resuenan tambores y bombos.

Desde los Pirineos hasta las serranias turolenses, Aragón se convierte en una manifestación colectiva del mas profundo sentir espiritual.

Este sentimiento se hace oir una y otra vez cada madrugada del Viernes Santo, cuando en el Bajo Aragón más de quince mil tambores y bombos rompen al unísono anunciando la muerte de Cristo.

Un ritual ancestral que se sucede cada año en nueve pueblos, que conjuntamente son conocidos como "La Ruta del Tambor", una ruta que cada año es visitada por miles de españoles y extranjeros.



RUTA DEL TAMBOR Y DEL BOMBO

          Fundada en 1970.

          Objetivos:

-       Preservar y respetar la tradición heredada y mantenida a través de los tiempos del retumbar de bombos y tambores

-       Promoción turística colectiva.
     
Constituye una impresionante manifestación colectiva de espiritualidad y un hermoso ejemplo de trabajo en común entre nueve municipios bajoaragoneses.

Alrededor de  18.000 tambores y bombos  romperán el silencio al atardecer del Jueves Santo, o al mediodía de Viernes Santo, para anunciar la muerte de Cristo. Una explosión de sentimientos, integrada en un paisaje de olivos, desmontes y cielos entre carmín y azul, que es única en el mundo.

Alcañiz, con su procesión del ´Sellado del Sepulcroª el Sábado Santo,

Alcorisa, con su impresionante escenificación del ´Drama de la Cruzª en el Monte Calvario,

Albalate del Arzobispo, con su Cofradía de los Alabarderos y uno de los Vía Crucis más hermosos del Bajo Aragón,

Andorra, con su procesión del Cristo de los Tambores a la ermita de San Macario,

Híjar, con su rompida solemne y ritual,

Calanda, con su rompida al mediodía del Viernes Santo, sus putuntunes, sus saetas y los ecos buñuelinos,

La Puebla de Híjar, con el ´Tren del Tamborª y su enorme hospitalidad,

Samper de Calanda, con sus matracas y el paso extraordinario del ´Cristo de la Camaª y

Urrea de Gaén, con su Semana Santa más familiar y recogida, habéis abierto un camino de futuro: el de la consolidación de unas rutas turísticas, que se asientan sobre una oferta entre lo religioso, lo pagano y lo cultural.

La Ruta del Tambor y del Bombo se ha convertido en un magnífico reclamo para que se acerquen gentes del resto de España y del extranjero a conocer Aragón, a conocernos a los aragoneses. Ha funcionado con éxito como foco de atracción hacia nuestra Comunidad Autónoma y ahora tenemos que esforzarnos todos en potenciar la Ruta ofreciendo la mayor calidad posible en los servicios. Y también articulando propuestas culturales, medioambientales y paisajísticas, que complementen y amplíen en el tiempo la oferta conjunta de Semana Santa.


ORÍGENES Y LEYENDA

No hay estudios históricos rigurosos sobre el origen del uso de los tambores en la Semana Santa de Calanda.

La utilización del tambor como instrumento de celebraciones populares se relata que comenzó allá por la primavera de 1127, cuando sirvió para avisar a la población de una inminente invasión árabe.

Esta tradición volvió a resurgir en 1640 como acción de gracias por lo que se ha dado en llamar el milagro de Calanda, restitución de una pierna previamente amputada a un vecino de Calanda, por intercesión de la Virgen.

       Luis Buñel en su libro de memorias titulado Mi última suspiro       escribe que el origen de los tambores hay que situarlo a   final del siglo  XVIII.

 Mosén Vicente Allanegui, sacerdote calandino, afirma en el manuscrito de la Historia de Calanda que en 1856 se tocaba el tambor. Precisamente, este sacerdote organizó muchos de los ritos y costumbres que se celebran hoy en día, fundó la Cofradía de La Dolorosa, dio a la percusión un significado religioso y compuso el redoble de la marcha palillera, el más bonito y peculiar de Calanda


EVOLUCIÓN  TÉCNICA  DE LOS TAMBORES

        

          Antes (fragilidad)          Ahora (más resistencia)

          Aros y cajas         madera                             metálicos

          Parche                  piel                                   plástico

          Bordones              tripa                                 seda o nylon

          Tensores               cuerda                              palomilla o llave

          Dilatación             frecuente                          escasa

          Sonido                  dulce y audible de lejos   agudo y más fuerte

               Toques                 difícil                          fácil







miércoles, 5 de abril de 2017

Corredor ferroviario CANTÁBRICO - MEDITERRÁNEO por TERUEL



Una protesta histórica clama por un tren digno en Teruel y el prometido corredor Cantábrico-Mediterráneo


Fomento anuncia ahora 333 millones para el tren y Teruel Existe dice que no parará hasta ver la obra


Más de 6.000 ciudadanos han secundado este sábado pasado la manifestación convocada por la plataforma ciudadana Teruel Existe para exigir la mejora del ferrocarril, que ha partido de la plaza de la Catedral en dirección a la estación de tren, donde ha esperado la llegada del tren procedente de Valencia. El convoy ha realizado un viaje reivindicativo por la Comunitat Valenciana y Aragón hasta Zaragoza para reclamar al Gobierno central “verdadera voluntad política” e “inversiones” para el corredor ferroviario del Cantábrico-Mediterráneo por Teruel.






miércoles, 29 de marzo de 2017

¿QUÉ FUE LA CORONA DE ARAGÓN ?

                   Introducción:


Originada en 1137 tras los esponsales de Petronila, reina de Aragón, y Ramón Berenguer IV, conde de Barcelona, la Corona de Aragón fue un heterogéneo y cambiante conjunto de reinos, condados, señoríos y dominios unidos bajo la soberanía del rey de Aragón. Durante casi seis siglos, cada uno de los Estados que la configuraron mantuvo sus propias instituciones políticas, sus leyes y normas legales privativas, su cultura identitaria y la integridad de su territorio.

La Corona de Aragón floreció en la Baja Edad Media, se extendió por el Mediterráneo y comenzó una lenta decadencia en el siglo XV, hasta su final a comienzos del siglo XVIII.

Fue una de las formaciones políticas más peculiares de la Historia de Europa y, aunque con problemas graves en ocasiones, constituyó un ejemplo de convivencia entre territorios diversos, unidos en una idea común que superó los intereses particulares de cada uno de los territorios que la integraron.

En este libro, los profesores Alberto Montaner, Guillermo Redondo, Esteban Sarasa, Ángel Sesma, Enrique Solano y Juan Fernando Utrilla y José Luis Corral, destacados especialistas de la universidad de Zaragoza, han trazado las líneas maestras de la historia de la Corona de Aragón, de sus símbolos y de sus instituciones, en un esfuerzo por acercar a los aragoneses las raíces de su identidad colectiva, resolviendo dudas y precisando conceptos y situaciones no siempre bien explicadas.

Porque conocer la historia propia es la mejor manera de entender lo que somos y de poder mejorar lo que seremos.

Nota: En otra entrada que dediqué a otra obra de José Luis Corral: La Corona de Aragón: Manipulación, mito e historia, el autor denunció las manipulaciones históricas que se vienen llevando a cabo en Cataluña con fines partidistas. Creo que tanto aragoneses como catalanes deberíamos conocer más a fondo la Historia de Aragón y la Corona de Aragón para evitar errores y ser víctimas de manipulaciones interesadas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...